El ático de Aitor

Erase una vez…un ático  que quería cambiar, renovarse y volar.

Se trataba de un ático situado en el corazón de Donosti en el antiguo edificio que durante muchos años se denomino Leku EDER (“Hermoso lugar” en Euskera.). Durante mucho tiempo, estuvo encerrado en si mismo, rodeado de una robusta y a la vez débil estructura de madera húmeda, la cual, le había pasado factura a lo largo de los años.  Él continuaba con su camino. Albergaba a aquellos que le necesitaban dando lo mejor de si mismo, pero con una sonrisa gris en la cara porque en el fondo, sabía que estaba bastante deteriorado. Uno mismo acaba “dejándose y deteriorándose” poco a poco si no se cuida ni deja que le cuiden.

Buscó a alguien que le diera un cambio de aires para ponerse guapo y recibir de la mejor manera posible a todo aquel que le fuera a visitar. Leku Eder, tras una visita de unos brujos que le ayudaron en su reconversión, paso a llamarse Leku Eder Berria (“Nuevo lugar hermoso”). A partir de ese momento, no dejo de sonreir ni un momento.

Paso de dar la bienvenida, a dar abrazos a sus huéspedes. De la sonrisa gris apagada que salía por sus ventanas, a una sonrisa luminosa y llena de nueva energía, que invitaba al relax y al descanso, en cualquier rincón que decidieras estar. Ahora podía, sentir y albregar,  dejar a sus huéspedes en total y profunda sintonía en aquel lugar.

Aquí os dejamos el cambio de Leku EDER. Un piso con mucho encanto y carácter destinado a alquiler vacacional. Esperamos que te guste y…quien sabe, algún día te animes a visitarlo.

ANTES

DESPUÉS

ANTES

DESPUÉS

ANTES

DESPUÉS

ANTES

DESPUÉS

ANTES

DESPUÉS

ANTES

DESPUÉS

ANTES

DESPUÉS

Y colorín colorado…¡este piso ya esta renovado!.

Esperamos que a partir de ahora, este piso deslumbre con la luz de su sonrisa.

Nos vemos en la siguiente.