La casa de ITZI

Nada más realizar la visita, supe que este proyecto iba a ser muy “personal”. En la primera visita, Itzi y yo nos entendimos a la perfección. Se trataba de un cambio de “imagen express” de la vivienda en la que llevaba viviendo más de 20 años. Toda una vida vamos…

Los casos en los que el propietario aún sigue viviendo en la casa, a veces resultan más complicados de lo que parecen. Sin embargo, Itzi es una persona que nos ha facilitado el trabajo en todo momento, aportando la ayuda necesaria y la dosis de positividad que hay que volcar en estos procesos.

El entorno además, también ayudo…como dice un cómico que me gusta, no os lo cuento, os lo enseño.

¿Quién se resiste a este lugar taaaaan maravilloso? Se respiraba paz y armonía por donde pasabas. Y eso es lo que intentamos transmitir en este “home express” que realizamos.

 

¿CÓMO HA SIDO EL PROCESO?

Como siempre, primero nos conocimos, esta vez por teléfono. Nos encanta escucharos y que nos contéis vuestras historias, algunas curiosas y divertidas, otras, duras y difíciles de llevar…

Enviamos a Itzi la propuesta de estilismo a través de un 3D sencillo para que se hiciera a la idea de como iba a quedar. Nos dio el OK y…manos a la obra. Realizamos algunas compras de attrezzo y nos plantamos con el coche hasta los topes de cosas bonitas para realizar el proyecto. Nos llevó prácticamente un par de días, el preparar todo y sacar las fotografías. Aquí os dejamos el resultado. Esperamos que os guste ;)

RECIBIDOR

Como veis, añadimos elementos más neutros y en tonos mas claros para que diera sensación de más amplio.

SALÓN

Ya sabes que el reciclaje y reutilización me vuelve locatis perdida…Así que decidimos pintar el mueble de los cestos de blanco. ¿Qué os parece? Parece nuevo! Y aporta frescura a la estancia. Ese rinconcito, lo rematamos con el cuadro verde que veis. Simplemente una cartulina cortada metida de lámina. Queda chulo, ¿verdad?, ideas baratas y sencillas y que aporten carácter a la estancia.

El sofá lo forramos con dos telas. Blanca (para asientos y respaldos y otra en beige oscuro para apoya brazos y parte baja). De esta manera, neutralizábamos nuevamente el color verde. Añadimos una lámpara, un par de cojines y…. voila!

 

DORMITORIO A

Esta es la estancia que más me gusto. Con muy poco conseguimos sacarle todo su potencial. Solamente añadimos ropa de cama y lamparitas en las mesitas de noche. Nuevamente nuestros cuadros de cartulina 😉

BAÑO

En el baño prácticamente no hicimos nada mas que eliminar el espejo dorado y añadir algunos elementos como plantas, y toallas en las tonalidades de los azulejos e iluminarlo mejor.

DORMITORIO B

En esta habitación, nuevamente, ropa de cama, y algún elemento decorativo como lamparita archivadores y una banqueta de mesilla de noche.

DORMITORIO C

En esta habitación, había saturación de mueble. Eliminamos los dos, y la estancia duplico su espacio. Reutilizamos el sofá, añadíamos otra estantería que tenía Itzi y reorganizamos la mesa de estudio. La reja que actua de “corcho” para apuntes, es una reja de exterior para plantas. ¿Qué os parece? Cuadra bien, ¿no?

COCINA

Despejamos y añadimos una balda para aportar un rinconcito donde poder añadir un poco de “verde” y un elemento indispensable (para mi gusto…) que nunca puede faltar en una cocina. EL RELOJ…jajaja.

¡Y esto es todo amigos!

Esperamos que Itzi venda su piso en un plis y que cumpla su deseo de poder desplazarse a un lugar con huertito. ¡Esperamos unos tomates frescos cuando lo consigas!

Mucha suerte Itzi.